Seguidores

sábado, 14 de mayo de 2011

Hay muchas formas distintas de ser valiente.


+ Se es valiente cuando se piensa en los otros y no en uno mismo, aunque jamás hayamos blandido una espada ni hayamos disparado una pistola, gracias a Dios, pero hemos dejado a un lado muchos sueños.
- ¿Dónde los hemos dejado?
+ Los hemos dejado en un cajón. Y a veces, por la noche, los sacamos y los admiramos. Pero cada vez resulta más difícil cerrar el cajón. Lo hacemos. Y por eso somos tan valientes.
- Pero si fuéramos valientes no cerrariamos el cajón, y perseguiríamos nuestros sueños.
+ En eso tienes razón.

2 comentarios:

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

muy linda la entrada! me gusto mucho.
ojala nos enseñaran a ser mas valientes...

Sara dijo...

Muchisimas gracias;) seria estupendo, si. Un beso!